Curiosity aterriza con éxito en Marte.

La sonda más avanzada de la NASA, el vehículo de superficie marciano Curiosity ha aterrizado en el planeta rojo. El vehículo, de una tonelada de peso, aterrizó esta madrugada descolgándose gracias a unos cables de nylon de la etapa de descenso, una mochila cohete que frenó la entrada y aproximó al rover hasta 20 m del suelo.

Continúa en La Ciencia y sus demonios.

Esta entrada fue publicada en Espacio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.