Al Curiosity le esperan 7 minutos de terror.

El viaje está a punto de terminar. Poco más de dos semanas le quedan al rover Curiosity para continuar las exploraciones iniciadas por sus dos antecesores, el Spirit y el Opportunity. Pero antes de eso, el Curiosity tendrá que pasar por un arriesgado proceso que durará 7 minutos: la desaceleración en la alta atmósfera de Marte y el aterrizaje sobre su superficie. Durante esos 7 minutos, una secuencia de complejos mecanismos tienen que activarse coordinadamente y sin errores. En caso contrario, Marte tendrá un nuevo (y caro) cráter.

Seguir leyendo en La Mentira está ahí afuera.

Esta entrada fue publicada en Espacio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.