La NASA le pone fecha al desembarco humano en Marte.

A pesar de los obstáculos que actualmente enfrenta la NASA para abastecer en forma adecuada a la Estación Espacial Internacional (EEI), el jefe de la agencia espacial estadounidense dio a conocer este sábado los principales puntos de la agenda de ese organismo, que pone fecha al regreso a la Luna y a la llegada del hombre a Marte, al mismo tiempo que propone poner en órbita nuevas estaciones espaciales permanentes.

“Espero una EEI 2, EEI 3 o EEI 4”, dijo Charles Bolden, durante una rueda de prensa realizada en el marco de un simposio internacional de la Agencia Espacial Europea dedicado a “La investigación espacial en beneficio de la humanidad”, y justificó la utilidad de contar con nuevas estaciones orbitales, no necesariamente tripuladas: “Hacen falta más destinos para hacer rentables los viajes comerciales al espacio”.

Entre las metas que subrayó como necesarias incluye que los viajes espaciales comerciales tengan futuro. Bolden comentó que la agencia que conduce espera regresar a la Luna en 2021, colocar a un hombre en un asteroide en 2025 y llevar adelante una misión a Marte en la década que comienza en 2030.

Lanzamiento aplazado

En rueda de prensa, el jefe de la agencia espacial estadounidense se mostró optimista acerca de los contratiempos que ha sufrido el primer transporte privado que debería alcanzar la Estación EspacialInternacional. La empresa estadounidense SpaceX anunció también que debió aplazar nuevamente el primer lanzamiento de la nave Dragon, que estaba previsto para hoy lunes 7 de mayo.

“Estamos seguros de que saben cómo llevar cosas al espacio”, dijo el jefe de la NASA al referirse a SpaceX, que ha aplazado ya varias veces el lanzamiento de su primer vehículo espacial, inicialmente previsto para el 30 de abril último. Si SpaceX tiene éxito con su primera misión de prueba, se usará una nave Dragon para el transporte de carga, y eventualmente de astronautas, hasta y desde la EEI.

Igualmente, Bolden se mostró convencido de que la EEI continuará funcionando con normalidad más allá de 2014, aunque el abastecimiento de esa estación ya no esté a cargo de naves procedentes de Estados Unidos, tras la jubilación de los últimos transbordadores espaciales.

Seguir leyendo en El diario de Madryn

Esta entrada fue publicada en Espacio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.